Home / Enfermedades del estómago / Síntomas del reflujo gastroesofágico y tratamiento

Síntomas del reflujo gastroesofágico y tratamiento

Muchas personas han padecido en algún momento de sus vidas de reflujo gastroesofágico. Esta es una enfermedad muy molesta y es provocada por la alteración del esfínter esofágico inferior que es la encargada de controlar el contenido de lo que se ingiere del esófago hacia el estómago.

Cuando esta tiene un mal funcionamiento la persona presenta incómodos síntomas, se irrita el esófago y resulta muy difícil ingerir alimentos.

¿Qué síntomas presenta el reflujo gastroesofágico?

Los síntomas del reflujo gastroesofágico o ERGE son en extremo molestos. Entre los más comunes se encuentran una sensación de acidez o pirosis y regurgitación ácida cuanto los fluidos gástricos ascienden y llegan hasta la boca.

También pueden aparecer dolores en el pecho y en la garganta, afonía, asma, tos y dificultad respiratoria.




Causas y origen de reflujo

El reflujo se origina por la alteración entre los mecanismos de defensa esofágicos y los ofensivos estomacales. Tales como el ácido y las enzimas digestivas.

Existen variadas causas para que esta enfermedad aparezca. Como el paso de los alimentos hacia el estómago está controlado por el esfínter esofágico inferior (EEI). Cuando existen alteraciones en esta válvula en lugar del paso del alimento los contenidos del estómago se devuelven hacia el esófago causando el molesto reflujo.

Entre las causas más comunes de esta enfermedad se encuentra una mala alimentación. Sobre todo una dieta pobre en nutrientes y estilos de vida poco saludables. Los hábitos tóxicos como el tabaquismo y el alto consumo de alcohol actúan como detonante. Incrementan los riesgos de padecer el reflujo.

Otras causas son ingerir en grandes cantidades alimentos como el chocolate, el café, especies picantes o irritables, la menta… Y en general todas aquellas comidas que contengan un elevado contenido en grasas. La hernia hiatal es considerada como otra causa recurrente del reflujo gastroesofágico. Esta enfermedad consiste en el desplazamiento de una parte del estómago hacia el pecho a través de la zona del diafragma.

Muchos pacientes presentan además, una hernia de hiato. La hernia de hiato consiste desplazamiento de parte del estómago hacia el pecho a través del diafragma. Lo que favorece el reflujo gastroesofágico. Además existen otras condicionantes para que padecer de reflujo, tales como la obesidad y el embarazo.

¿Cómo se diagnostica el ERGE?

El diagnóstico de reflujo gastroesofágico o ERGE depende de la sintomatología que presenta la persona. Especialmente basado por la acidez y regurgitación de la comida o buches de ácidos. En la mayoría de los pacientes que acuden a consulta no es necesario realizar exámenes adicionales. No por lo menos para iniciar un tratamiento que cure o alivie los síntomas de esta enfermedad.

Si los síntomas permanecen o aparecen nuevos como pérdida de peso, disfagia, o sangrado interno, la persona debe acudir al médico para realizarse los exámenes pertinentes. Estos consisten en:

  • Radiografías gastrointestinales superiores: Examen de rayos X que permite observar si existe reflujo mediante la administración de un líquido oral.
  • Endoscopia que se emplea para observar el esófago, el estómago y el duodeno y detectar sus daños.
  • Manometría esofágica o pH esofágico: se emplea para ver la frecuencia y el tiempo con la que pasa el ácido del estómago al esófago.




Complicaciones conocidas

De forma general, el reflujo gastroesofágico no presenta complicaciones, a menos que los síntomas se hayan prolongado por mucho tiempo y se hayan vuelto crónicos. Un ejemplo de una complicación importante es la esofagitis, que en casos graves puede provocar ulceras y sangramientos que hacen difícil la cicatrización y provocan dificultad al comer o disfagia.

No obstante, de persistir la esofagitis la mucosa esofágica se vuelve resistente al ácido y es una complicación conocida como Esófago de Barrett. En este caso específicamente sí es considerado como un factor de riesgo para desarrollar un cáncer de esófago.

El reflujo gastroesofágico también es causa de otras complicaciones en otros órganos como son la laringe causando laringitis, o en los bronquios, provocando ronquera o disfonía. En casos graves ocurren broncoespasmos debido a la regurgitación de ácido hacia los bronquios haciendo difícil el proceso de la respiración. Esta complicación es conocida como disnea.

Tratamientos disponibles

Existen varios tratamientos para el reflujo gastroesofágico. Estos difieren según de la gravedad de los síntomas que presenta cada persona. Por lo general después de haber de iniciado el tratamiento se experimenta un alivio de los síntomas. Desaparecen si junto al tratamiento la persona varía su estilo de vida, o sea, mantiene una dieta adecuada y saludable.

Existen tres tipos de medicamentos que pueden ayudar efectivamente para la mejoría o cura de la enfermedad. Entre ellos se encuentran: los antiácidos, los antagonistas del receptor de la histamina 2 y los inhibidores de la bomba de protones.

  • Antiácidos: Alivian la acidez pero solo por un tiempo.
  • Antagonistas del receptor de histamina H2: Alivian la acidez pero sólo cuando los síntomas del reflujo son leves y presentan pocos efectos secundarios.
  • Inhibidores de la bomba de protones: De todos los tratamientos es el más efectivo pues bloquea la producción de acidez en el estómago.

En aquellos pacientes que no toleren estos medicamentos o que mantengan los síntomas, el médico valorará la posibilidad de un proceder quirúrgico conocido como Fundoplicatura, el cual fortalece la barrera entre el estómago y el esófago.

Otro tratamiento son los endoscópicos que solucionan el fortalecimiento muscular sin tener que realizar corte abdominal. En su lugar se introduce un tubo fino hasta el esófago, con lo cual se fortalece la barrera entre el estómago y el esófago. Si el paciente padece de hernia hiatal está también se cura a través de este procedimiento.

Dieta para cuidar el reflujo gastroesofágico

Existe toda una gama de recomendaciones para prevenir que aparezca el reflujo gastroesofágico. Si los pacientes siguen hábitos saludables de alimentación pueden lograr mejorar la digestión, siempre y cuando se eviten todos aquellos alimentos que provoquen gases o irritación estomacal y que puedan ser factores detonantes para que ocurran eventos gastroenterológicos.

No se debe picar entre estas comidas, es recomendable masticar bien los alimentos, comer de forma lenta y evitar el café, pues este eleva la acidez estomacal y además es excitante del sistema nervioso central. Muy recomendable en cambio resulta ingerir infusión de manzanilla, anís verde, melisa, naranjo amargo, azahar y tomillo. De cualquier manera, lo mejor es dividir las comidas en cinco porciones diariamente en lugar de las tres comidas habituales.

Se deben evitar las grasas, especialmente en los alimentos fritos, pues estas son muy difíciles de digerir.  Hacen las digestiones lentas, como sucede en el caso de las salsas y los guisados. También se deben eliminar de la dieta la pimienta y demás especias cáusticas. El chocolate, el alcohol, las bebidas gaseadas, los frutos cítricos, el tomate y todos los productos que contengan mentol.
Existen ciertos condimentos que habitualmente se usan en la cocina y deben evitarse. Por ejemplo el vinagre, el pimentón y todos los alimentos con elevado contenido ácido.

Las personas que padecen del reflujo gastroesofágico deben elevar el consumo de ácidos ω–3 y ω-6 por su elevada acción antiinflamatoria.




Alimentos a consumir y evitar

Existen una serie de alimentos recomendados para las personas aquejadas de reflujo…y otros no. Por ejemplo:

  • Lácteos: los lácteos desnatados, leche desnatada, el queso fresco o los yogures desnatados,
  • Cereales y derivados, tubérculos y legumbres, en estas lo mejor es prepara en purés y cocciones suaves.
  • Frutas: estas deben estar bien peladas y no contener altos contenidos ácidos. Son recomendables la manzana y la pera
  • Hortalizas y verduras. Se deben evitar las que provocan flatulencias como la col.
  • Alimentos proteicos: Son necesarios para una buena nutrición en especial son recomendadas las carnes blancas como el pollo o el pavo.
  • Mantecas, mantequillas, nata, sebo, mahonesa, salsas grasas, aceites: no recomendadas.
  • Agua, caldos desgrasados: son recomendables para hidratarse correctamente y nutrirse.
  • Bebidas alcohólicas: son absolutamente no recomendadas.
  • Bebidas carbonatadas: no son beneficiosas y por lo tanto deben evitarse.
  • Chocolates, cacao y sus derivados: no es recomendada su ingesta

Con unos cuantos remedios que se pueden realizar en casa, el paciente puede auto ayudarse siguiendo una dieta variada, equilibrada y rica en nutrientes y líquidos.

Otras recomendaciones sobre el estilo de vida

Las personas con reflujo gastroesofágico no deben acostarse justo acabados de ingerir alimentos, sino cenar 2 o 3 horas antes de dormir, y elevar la cabecera de la cama con una almohada para evitar el reflujo durante la noche. Asimismo, se debe usar ropa holgada y cómoda que no comprima el estómago luego de las comidas.

Se debe evitar o eliminar el consumo de tabaco o cigarrillos. En el caso de que la persona padezca de estrés, lo recomendable es realizar actividades sociales e incorporar rutinas relajantes como el yoga y la meditación. Hacer actividades que sean agradables como leer, escuchar música, regar las plantas o cuidar de una mascota.

Debe evitarse la ingestión de alimentos demasiado fríos o calientes, pues estos irritan las mucosas del estómago y el esófago. En cuanto a las bebidas, lo ideal es beber abundante líquido entre las comidas y no cuando se come, pues esto provoca que aumente el volumen estomacal. En el caso de tener sobrepeso, el paciente deberá realizar actividades físicas de manera regular.

About admin

Check Also

gastrectomia total

Gastrectomía total: causas y alimentos recomendados

La gastrectomía es un tipo de cirugía de considerable complejidad. Consiste en la extirpación total …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *