Home / Medicinas y suplementos / Medicamentos para el dolor de estómago

Medicamentos para el dolor de estómago

Los problemas relacionados al tracto gastrointestinal representan aproximadamente el 60% de las consultas médicas a nivel global, siendo mucho mayor en los países de clima cálido. Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud, el 25% de la población del planeta sufre este tipo de problemas a diario. Por otro lado en España, se calcula que del 24 al 28% de la población ha presentado problemas estomacales en los 6 meses anteriores.

Estos trastornos pueden aparecer de forma puntual (trastornos agudos) o ser enfermedades de larga duración (trastornos crónicos). En su aparición intervienen muchos factores, que incluyen trastornos en el sistema nervioso que afectan la motilidad intestinal, el estrés, la ansiedad… Además los alimentos que consumimos, factores de orden genético, infecciones bacterianas, alteraciones de la flora intestinal, úlceras, reacciones adversas de medicamentos, respuestas inmunes, inflamación…enumerar todas las posibilidades se hace muy largo.

Lo cierto es que normalmente no hay un solo síntoma. Cuando aparece alguna alteración del tracto gastrointestinal, puede incluir flatulencia, pesadez, ardor en la boca del estómago, dolor de estómago, distensión, diarrea, dispepsias, síndromes de intestino irritable, dolor de cabeza y malestar general.

Los trastornos gastrointestinales afectan de forma sensible nuestra calidad de vida, por lo que los medicamentos destinados a aliviar el dolor de estómago, las diarreas y otros síntomas son de vital importancia para conservar nuestra salud. Aunque no son los únicos, he aquí tres de los más utilizados para estos trastornos.




Loperamida, Clorhidrato

El clorhidrato de Loperamida es un opioide derivado sintético de la piperidina. Es efectivo contra la diarrea aguda no específica, derivada de gastroenteritis o enfermedades inflamatorias intestinales. Actúa reduciendo la motilidad del intestino. Lo descubrió la empresa Janssen-Cilag en el año 1969.

Se comercializa en comprimidos de 2 mg, y su dosis usual recomendada para adultos es de 2 comprimidos (4 mg) al comenzar el tratamiento. Y después 1 comprimido (2 mg) tras cada diarrea, para un máximo de 16 mg/día (8 tabletas). En niños la dosis debe ser ajustada por un pediatra según el peso.

Entre sus efectos adversos se encuentra la pérdida del apetito, aparición de dolor de estómago severo con náusea y vómitos y erupciones cutáneas. También puede causar somnolencia, mareos y sequedad de la boca. No debe utilizarse junto a antibióticos, narcóticos como la morfina, teofilina o colestiramina. En sobredosis, causa constipación, depresión, irritación gástrica y vómitos.

Cada comprimido contiene:

  • Loperamida Clorhidrato 2 mg
  • Excipientes, csp

El tratamiento con Loperamida debe ser efectivo en un plazo de 2 días. Si las diarreas persisten, acuda al médico.

Subsalicilato de Bismuto

El Subsalicilato de bismuto se presenta normalmente en forma de suspensión oral, aunque también puede dispensarse en forma de tabletas y tabletas masticables. En adultos, se consumen 2 cucharadas o 30 ml, en niños de 9 a 12 1 cucharada o 15 ml y en infantes de 6 a 9 años 10 ml. La dosis indicada se repite cada 1/2 a 1 hora si es necesario, hasta un máximo de tomas de 8 dosis cada 24 horas.

Este es un fármaco muy efectivo en el tratamiento de la diarrea, la acidez estomacal, la indigestión y las náuseas. Siendo el principio activo de medicamentos como el Pepto Bismol y del Kaopectate. Actúa disminuyendo el flujo de líquidos y electrolitos hacia las deposiciones. Además, reduce la inflamación intestinal, protege la mucosa y tiene efecto antimicrobiano.
Se toma por vía oral, en forma de suspensión que debe agitarse antes de ser usada. Sus efectos secundarios son raros y se considera un medicamento muy seguro.

A altas dosis, puede aparecer zumbido en los oídos, que es el primer síntoma de toxicidad. Si le sucede, suspenda de inmediato el tratamiento. De continuar ingiriéndolo, puede aparecer ansiedad, confusión, mareos, somnolencia, dolor de cabeza, aumento de la sudoración, aumento de la sed, debilidad muscular, náuseas y vómitos. El Subsalicilato de bismuto no debe tomarse junto al metotrexato.

Cada 100 ml contiene:

  • 1.750 g de subsalicilato de bismuto
  • Excipiente, cantidad suficiente para 100 ml
  • Si los síntomas no comienzan a mejorar o empeoran después de 2 días de tratamiento, consulte a su médico.




Iberogast, gotas

No por último menos importante, este medicamento de origen natural es comercializado por Bayer Hispania, S.L..  Ha sido aprobado en fecha reciente por la Agencia Española del Medicamento (AEMPS). En su país de fabricación, Alemania, se consume desde hace años.

Iberogast se presenta en gotas orales en solución de diferentes volúmenes (20 ml, 50 ml y 100 ml), y consiste en una mezcla de extractos etanólicos de 9 productos naturales, que tienen efectos beneficiosos sobre el sistema digestivo; a saber: carraspique blanco, raíces de angélica, flores de manzanilla, frutos de alcaravea, frutos de cardo mariano, hojas de melisa, hojas de menta, celidonia y raíz de regaliz.

Debido a su enfoque integral y la combinación de productos naturales, es útil para tratar al mismo tiempo dolencias como la dispepsia, el dolor de estómago, la hinchazón abdominal, la flatulencia, los cólicos gastrointestinales, las náuseas y el ardor de estómago.

No interacciona con otros medicamentos, alimentos ni bebidas. No tiene efectos de sobredosis, y sus efectos adversos son pocos y raros. Estos incluyen hipersensibilidad, erupciones cutáneas, picazón o molestias respiratorias.

Su posología es de 20 gotas disueltas en agua 3 veces al día, antes o durante las comidas.

Cada 100 ml de gotas orales contiene:

  • 15,0 ml de extracto de Iberis amara L, carraspique blanco
  • 10,0 ml de extracto de raíz de Angelica archangelica L, angélica
  • 10,0 ml de extracto de hoja de Melissa officinalis L, melisa
  • También 10,0 ml de extracto de fruto de Carum carvi L, alcaravea
  • 10,0 ml de extracto de Chelidonium majus L, celidonia
  • 10,0 ml de extracto de raíz de Glycyrrhiza glabra L, regaliz
  • 20,0 ml de extracto de flores de Matricaria recutita L, manzanilla
  • 10,0 ml de extracto de fruto de Silybum marianum L Gaertner, cardo mariano
  • 5,0 ml de extracto de hoja de Mentha piperita L, menta (1: 2,5 – 3,5),

Más excipiente, solución etanólica al 31%, cantidad suficiente para 100 ml.

Iberogast es un líquido marrón oscuro, ligeramente turbio. Presenta un olor característico y su sabor es amargo. Debe agitarse antes de ser usado y, si los síntomas persisten por más de 15 días o no obtiene mejoras utilizando este medicamento, debe consultar a su médico.

About admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *