Home / Enfermedades del estómago / Heces verdes: causas, origen tratamiento

Heces verdes: causas, origen tratamiento

El aspecto de las heces es un indicativo del estado en que se halla nuestro organismo. Las señas más habituales que dan cuenta de ello son el grado de solidez y la coloración de las mismas. La coloración puede ser de muchos tipos: amarillenta, blancuzca, negruzca, verdusca… Este último tipo de coloración, la que provoca heces verdes, es de los más habituales. Sobre todo en los bebés. Aunque, como es de suponer, el cambio de coloración de las heces no es algo que deba considerarse normal.

A continuación explicamos unas cuantas particularidades básicas de las heces verdes. No obstante, en relación a ellas también es importante tener en cuenta el grado de solidez que presenten. Puedes hallar a la vez heces pastosas, heces duras, heces líquidas, etcétera. Cada una de estas propiedades puede ser indicativa de algo distinto. Por ejemplo, si las heces son verdes y a la vez líquidas, cabría pensar que ambos síntomas son producto de una diarrea.

En última instancia, recuerda que, al margen de tu consideración personal, debes consultar a profesionales. Esta clase de artículos son informativos y están destinados a darte una mera orientación.

Causas para las heces verdes

La coloración de las heces puede estar estrechamente ligada a la coloración de los alimentos que ingerimos. Sobre todo en el caso de ingerir ciertas verduras de intenso color como pueden ser el brécol o la zanahoria. Pero no tendría por qué suponer un mayor problema. Una vez evacuados los alimentos de color verde –o del que fuera-, las heces recuperarán su coloración habitual.




Lo mismo ocurre cuando consumimos gran cantidad de suplementos vitamínicos. Uno de los suplementos más comunes es el hierro. Resulta que el organismo no es capaz de absorberlo en grandes cantidades y debe excretarlo. Las heces verdes es uno de los resultados principales de este proceso. Y la consecuencia se replica con suplementos como la clorofila o como las algas verdes.

No obstante, las heces verdes pueden también estar vinculadas a distintas enfermedades. Una de las más características serían los diferentes tipos de infecciones intestinales. Por otra parte, quizá presupongan un síndrome de intestino irritable o un exceso de estrés.

Dicho esto, toda la información anterior podría aplicarse a otros tipos de heces. También a las heces líquidas, a las heces sólidas y a las heces pastosas. Unas y otras son indicativos tanto de lo que “pasa por” nuestro organismo, como del estado en que éste se halla. Y, si se regularizan, debemos prestarles la atención debida.

Heces verdes en bebés

Entre la sintomatología de las heces verdes, se dan variantes entre los adultos y los bebés. En este último caso, puede ser un síntoma completamente normal. Se produce, por ejemplo, a raíz de la lactancia y de una alargada dieta líquida. Pero siempre debe tenerse en consideración cualquier otro tipo de síntoma parejo. Si el bebé padece erupciones cutáneas, se estriñe, adquiere un color de piel anormal… Entonces, lo más recomendable es visitar a un especialista.

heces verdes bebes




Enfermedades y heces verdes

Las heces verdes pueden ser el indicador de que sufrimos un tránsito intestinal muy rápido. De ahí se deduce que las heces verdes conserven el color de la bilis procedente del hígado. Lo normal sería que, al pasar por el intestino, las enzimas cambiaran dicho color al reaccionar contra la bilis. A su vez, las causas de esta clase de anomalía pueden ser varias. Son notables las alergias, el ser celíaco, los malestares digestivos, los reflujos, la intolerancia a la lactosa…

Si se presentan de forma ocasional, no hay de qué preocuparse. Como ves, pueden ser síntomas de que, simplemente, estamos atravesando dificultades temporales. Pero si las heces verdes se repiten con regularidad, acude cuanto antes a un especialista. Y lo mismo si se tratan de heces líquidas, heces pastosas o heces sólidas.

Soluciones para las heces verdes?

Como tales, las heces verdes no es que precisen ser tratadas de forma particular. Lo importante es entender que pueden dar indicaciones acerca de un mal mayor. Y eso lo más recomendable es que lo determine un profesional. Pues esa inferencia se deriva de una sintomatología mucho más compleja que la coloración fecal.

Una pregunta que puede hacerse está relacionada con la continuidad de las heces verdes. ¿A partir de cuándo debo considerar que son un hecho aislado o continuado? Se diría que una medida juiciosa sería la de 3-5 días. En muchos casos, las heces verdes pueden ser la causa de una diarrea aguda. Y ésta puede resolverse por acción del propio organismo en ese periodo de tiempo.

Entre tanto, no obstante, la persona que las padezca puede tratar su diarrea igualmente. Por ejemplo, con rehidratación oral o antiespasmódicos. Téngase en cuenta que la diarrea es algo recurrente. Puede suceder simplemente porque estamos tomando medicamentos un tanto potentes.

About admin

Check Also

gastrectomia total

Gastrectomía total: causas y alimentos recomendados

La gastrectomía es un tipo de cirugía de considerable complejidad. Consiste en la extirpación total …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *