Home / Enfermedades del estómago / Heces con moco: causas, tipos y tratamientos

Heces con moco: causas, tipos y tratamientos

Algo que puede preocuparte bastante es encontrar que tus heces estén mezcladas con moco. Esto puede parecerte raro, pero el moco es producido naturalmente en el interior de los intestinos para lubricar el paso de las deposiciones. Por lo general no debería ser visto, pero algunas situaciones pueden hacer que su producción aumente en demasía.

Estas heces con moco pueden deberse a la presencia de una infección intestinal, así como también es una respuesta a las úlceras y al síndrome de intestino irritable. No importa la causa, deberías acudir a tu gastroenterólogo para que haga una comprobación más a fondo.




Principales causas y tratamientos

Las causas más comunes de las heces con moco pueden ser:

  1. Tener un intestino irritable, causado por una inflamación que hace que aumente la cantidad de la mucosa. Sí sabes que padeces de intestino irritable, deberías evitar el estrés y cuidar tu alimentación.
  2. Otra causa muy común son las alergias alimentarias. Como la alergia a la lactosa o al gluten, que causan inflamaciones de las paredes del intestino y generan una mayor cantidad de heces con moco. Sí es tu caso, lo mejor es que veas a tu gastroenterólogo para que te indique el tratamiento correcto a seguir.
  3. La gastroenteritis puede ser otra de las causas de este tipo de heces. Esta surge debido a que algún virus o bacteria ha infestado el tracto digestivo. Tal infección puede ser causada por el consumo de agua o alimentos contaminados. Aunque puede ocurrir tras consumir antibióticos durante mucho tiempo. Para tratar la gastroenteritis no hace falta tratamiento. Solo reposo en casa e ingerir mucho líquido para evitar la deshidratación.
  4. Otra causa de las heces con moco es una obstrucción intestinal. Esta sucede cuando hernias, torsiones intestinales, algún objeto tragado o un estreñimiento crónico obstaculizan el paso normal de las heces por el intestino. Aquí, el moco es generado para intentar expulsar las heces. Produciendo, así, también un dolor abdominal intenso y muchos gases. Esta es una emergencia que debe ser tratada de inmediato para evitar consecuencias más graves. Como la ruptura del intestino.




¿Cuándo pueden ser peligrosas?

Las heces con moco no son algo muy peligroso de por sí, siendo fáciles de tratar. Pero como a veces este exceso de moco viene asociado con otros síntomas como heces con sangre, un intenso dolor abdominal, hinchazón del abdomen y una diarrea continua, es necesario acudir al hospital. Solo allí se podrá determinar si tienes alguna enfermedad grave. Por ejemplo,  que requiera atención especializada, como una colitis ulcerativa o la enfermedad de Crohn.

La enfermedad de Crohn es un padecimiento intestinal crónico que hace que las paredes del intestino se inflamen constantemente, creando heces con moco, fiebre y diarrea con sangre. Aunque no se conoce su causa, se puede controlar cambiando los hábitos alimenticios a uno con menos grasas.

La colitis ulcerativa es una alteración que provoca la presencia de úlceras en el intestino y que la inflamación de la mucosa sea constante. Por lo que las heces deberían estar también acompañadas de sangre, pus o moco. Para eliminarla se recomienda consumir más fibras, además de algún medicamento para aliviar los cólicos abdominales.

About admin

Check Also

colon espástico tratamiento

Síntomas y causas del síndrome del colon espástico

Un aspecto sensible de nuestra salud que a veces no cuidamos como deberíamos es nuestro …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *