Home / Enfermedades del estómago / Heces acólicas: ¿qué son y cómo se curan?

Heces acólicas: ¿qué son y cómo se curan?

Las heces acólicas son aquellas que tienen una coloración diferente a la normal. Se caracterizan por su
tono pálido, blanquecino en algunas ocasiones grisáceo, y siempre de textura blanda.

Ante su aparición es lógico que las personas se preocupen. Lo recomendable es no automedicarse y
acudir al médico gastroenterólogo, pues sólo él puede determinar que está provocando las heces
acólicas, y establecer un tratamiento para eliminarlas.

¿Qué son las heces acólicas? ¿Qué las causan?

Lo normal es que las heces fecales sean de consistencia semidura y de color marrón debido a la
presencia de la estercobilina, un producto de la degradación de la bilirrubina. Cuando se presenta
alguna enfermedad, varían a un color pálido y son blandas. Estamos en presencia entonces de heces
acólicas.

Estas constituyen un síntoma de varias enfermedades, específicamente de las que afectan el intestino y
todos los órganos del sistema digestivo. Las heces acólicas pueden aparecer por diferentes causas, y en
dependencia de estas requieren o no de un estudio más exhaustivo.

Sus principales causas son:

  • Por el uso de ciertos medicamentos: antibióticos, antiinflamatorios, y algunos anticonceptivos.
  • Por la hepatitis: producto de la inflamación y mal funcionamiento del hígado.
  • Por hepatitis alcohólica: cuando se consume alcohol en exceso se daña el funcionamiento hepático.
  • Por cirrosis: esta es una enfermedad crónica, fase final de la hepatitis.
  • Por cálculos o quistes biliares.
  • Por colaginitis esclerosante.
  • Por cáncer: relacionados al sistema biliar, de páncreas, hígado, o tumores benignos.
  • Por ictericia: que es una señal de que se tienen problemas en el sistema biliar.

Consecuencia de las heces color arcilla

Las consecuencias de presentar heces acólicas o color arcilla dependen de la causa que las provoca, pero
lo que es indiscutible es que estas son las primeras señales de que algo no marcha bien con la salud.

En algunos casos no existen motivos de alarma, pero en otros como la hepatitis, ictericia, colaginitis
esclerosante sí, sobre todo por devenir en enfermedades crónicas como la cirrosis o el cáncer.

Por tanto ante la presencia de heces color arcilla, se debe acudir al médico de inmediato.

Diagnóstico y tratamiento

En principio, las personas deben mantenerse atentas ante la aparición de heces acolicas y no esperar
tiempo para acudir al médico. De una temprana atención dependerá un adecuado diagnóstico y
tratamiento de la enfermedad que se padezca.

El diagnóstico está determinado por el examen físico de la paciente, coloración de los ojos, la piel, y el
peso. En base a lo referido, se pueden indicar determinados exámenes de sangre, y verificadores de las
funciones del hígado. Tal es el caso de la CPRE (Colaginopancreatografía retrógrada endoscópica), para
un profundo estudio biliar. También se indican ultrasonidos o tomografías del abdomen.

Una vez obtenido los resultados de los análisis, se podrá establecer el diagnóstico definitivo y el
tratamiento para el padecimiento en específico. El tratamiento siempre dependerá de la causa que
provoca las heces acolicas, la enfermedad en cuestión y la edad del paciente. Una atención pronta a
consulta puede prevenir que algunas afecciones se conviertan en una enfermedad crónica de cuidado.

About admin

Check Also

gastrectomia total

Gastrectomía total: causas y alimentos recomendados

La gastrectomía es un tipo de cirugía de considerable complejidad. Consiste en la extirpación total …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *