Home / Enfermedades del estómago / Divertículos: qué son, cuáles son sus síntomas y cómo curarlos

Divertículos: qué son, cuáles son sus síntomas y cómo curarlos

Los diverticulos son un problema para mucha gente. Sobre todo para mayores de 60 años. Se trata de pequeños sacos que se crean a lo largo de las paredes de intestino grueso. Normalmente, los provocan dietas descompensadas en las que falta fibra. Y lo peor, no producen síntomas: actúan directamente sobre nuestros hábitos. Es decir, su presencia modifica nuestro estilo de vida.

Vamos a analizar a continuación los diverticulos, sus síntomas, cómo se curan… Y, lo más importante: su prevención.

Definición e identificación de un diverticulo

El saco que hemos mencionado, y que corresponde con un diverticulo, se adhiere a las paredes del intestino grueso. Es decir, en el colon. Estos sacos son una especie de herniación y en su interior contienen mucosas y vasos sanguíneos. Su tamaño oscila según el individuo, pero pueden alcanzar los 10 milímetros de diámetros.




Se calcula que más de la mitad de la población de 60 años tiene diverticulos.

Su formación tiene diferentes orígenes. Suelen crearse debido a una presión demasiado alta en el intestino, especialmente en sus paredes. Dicha presión debilita los tejidos al tener que manejar heces más compactas. Comer poca fibra tiene una relación directa, como vemos.

Por otro lado, si tenemos problemas en los niveles de elastina o colágeno, estaremos bajo riesgo. Pues la elastina y el colágeno debilitan las paredes intestinales.

¿Qué enfermedades se derivan de los diverticulos?

Si un paciente presenta diverticulos, debe empezar a cuidarse. De lo contrario podría contraer enfermedades que, sin duda, no son agradables. Las repasamos aquí:

  • Diverticulosis: cuando un divertículo se inflama y llega a sangrar. Este problema puede resultar doloroso.

diverticulos en el colon

Síntomas de la diverticulosis

Como hemos dicho, los divertículos suelen pasar desapercibidos para la mayoría de pacientes. Por lo general, casi el 75% de los pacientes que tienen divertículos, no los notan ni lo saben. Sin embargo, pueden estar padeciendo de diverticulosis. Estos son sus síntomas principales:

  • Dolor abdominal ligero o agudo
  • Flatulencias habituales
  • Estreñimiento.
  • Un divertículo inflamado puede causar fiebre y dolor abdominal. Se ha registrado también en muchos casos una fuerte taquicardia.
  • Como posible complicación: perforación del colon.




Cómo tratar un divertículo: prevención ante todo

Como venimos mencionando, al ser el divertículo algo que “pasa desapercibido” la mayor parte de las veces, lo más importante es aprender a prevenirlo.

Muy importante será para ello mantener una dieta abundante en fibra. En general, como estamos viendo en toda la web, la fibra es un alimento importante y valioso. La aportan las legumbres o las frutas. Por lo general, los productos del cultivo de la tierra. El efecto de la fibra sobre nuestro intestino es claro: vamos mejor de vientre, y cuidamos así sus paredes.

Si hemos notado los efectos de un divertículo debido a su inflamación, debemos acudir al médico. Si se llega a tener dolores puede ser necesario entrar en el hospital y recibir tratamiento con antibióticos antibacterianos, así como programar un período de dieta y reposo.

Se puede llegar a la cirugía si la diverticulosis se complica. Con esta técnica sencilla y poco intrusiva se extrae un pedazo del intestino que esté especialmente afectado. Como hemos visto, se pueden extraer partes del intestino (incluso se puede vivir sin estómago) sin que las funciones vitales se vean muy afectadas. En el caso de grave emergencia, con gangrena incluida, deberemos pensar en la colostomía. Por desgracia…

Por eso, lo primordial es la prevención.

¿Qué alimentos me ayudan contra los divertículos?

Puedes hacer mucha cosas para prevenir los divertículos. Empezando por beber mucha agua, el primer lubricante del ser humano. Y luego, como venimos repitiendo, tomar muchas fibras. Pero hay otros elementos y alimentos específicamente buenos. Vamos a repasarlos:

  • Cereales: los cereales integrales son ideales para mejorar nuestro flujo gástrico y así prevenir los divertículos
  • Azúcares: la mermelada es un tipo de azúcar muy útil para la prevención
  • Fibras: legumbres, frutas como la pera, el melón, el kiwi…




Otros elementos que benefician la prevención

Hay dos o tres claves más, al margen de la eliminación, que te ayudarán a prevenir los divertículos. Vamos a repasarlos de manera rápida. Recuerda que si quieres mejorar tus hábitos de salud, disponemos de una sección con tutoriales mucho más profundos.

  • Es mejor realizar 6 o 7 comidas pequeñas, que dos o tres muy abundantes.
  • Haz deporte: consejo básico y fundamental para todo aquel que quiera estar saludable.
  • Programa tu hora de ir al baño. Trata de tener horarios fijos para la defecación, y si puede ser dos veces al día. Cuanto menos estreñimiento y bloqueo, menos divertículo tendrás 🙂

Y recuerda, en Tu Dolor de Estómago no realizamos diagnósticos. Tan sólo informamos de forma enciclopédica. Si te duele el estómago o tienes problemas intestinales, no dejes de acudir a tu médico de cabecera. O según la emergencia, a urgencias.

About admin

Check Also

reflujo gastroesofagico

Síntomas del reflujo gastroesofágico y tratamiento

Muchas personas han padecido en algún momento de sus vidas de reflujo gastroesofágico. Esta es …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *